viernes, 3 de abril de 2009

Mi dulce sirena encantada


Hoy los fantasmas del pasado se han convertido en los del futuro y tu quedaste como ningun otro ser, mi santo y puro amor, la sombra de mis sombras, el miedo de mis miedos. Todo es posible en este mundo menos tu, obra de dioses, ¿Quién osó ponerte nombre alguno? o ¿Quién algún día logró llamarte por él mismo?.
Benditos los que te hemos conocido Sirena de agua dulce, Dichosos los que hemos muerto en el intento de tocar tus sucias alas y malditos aquellos ángeles que disfrutan de ti y de tu cuerpo, de tus cabellos. El agua que surgió en la noche de las horas perdidas se encuentra a tu lado en el mismo lugar donde habitan las criaturas hermosas y los sueños rotos, pirata de mares lejanos inexistibles pero noble servidor tuyo. Cuerpo de piedra corazón de oro, mi te soro más sercano y más lejano,hija de triton, diosa de mis aguas y las de nadie.

¿Qué hace un triste y viejo pirata, buscandote?, Mi sol, Mi sombra, Mi sirena bendita. Canta hermosa, Canta tu mi cielo entero y entona mis días y mis noches arruya mi triste y frío corazón esperanzado.

1 comentario:

RUY dijo...

muy romántico, ni parece tuyo, pero es bueno, más de lo que quisieras, es como de tu otra personalidad